miércoles, 28 de abril de 2010

bailecito en cine II (love it)

2 comentarios:

Madame Lulu dijo...

el que no es Brasseur se parece a tommy barban

Hernán dijo...

Aceptamos la cotidianidad como un mandato esclavizante cuando es en realidad algo tan frágil.
Acá se ve. Basta gente común en un lugar común haciendo nada extraordinario para que resulte algo extraordinario.