sábado, 19 de junio de 2010

gritos y susurros-

CONFESIONES. La primera edición del ciclo Confesionario, del Centro Cultural Ricardo Rojas, comenzó con una revelación de Cecilia Szperling, coordinadora de los encuentros. "Confieso que hubo un malentendido con el horario: el inicio es a las 20, pero se difundió a las 19". En el escenario de la sala Biblioteca faltaba un invitado: Julián Gorodischer, quien llamó para avisar que estaba cerca, en medio de un embotellamiento. El lema del día era Confesiones Bicentenarias. Como Gabriela Cabezón Cámara y Mariano Dorr contaron anécdotas íntimas, Szperling lo cambió por "confesiones bisexuales". Gorodischer relató su experiencia como acompañante de su madre internada en un sanatorio y cerró su participación con la frase "El confesionario cura", ya que, según reconoció, había hecho catarsis.

viernes, 18 de junio de 2010

en busca de Tevez


Confesionario fútbol
Sonia Budassi (en la foto by Lorena Fernandez)
Kiwi Sainz
Margarita García Robayo
Confesora: Cecilia Szperling
Martes 22- 20:00hs. CCRRojas- Biblioteca- Gratarola.

jueves, 17 de junio de 2010

Que viva México!

Abrazo!

Messi x Marina

Bien nene y en diminutivo
Por Marina Mariasch

El único chico en el que puedo pensar es en Messi. Lío tiene una carita divina de chico bueno con ojitos redondos de conejo que no dejan pensar en el mal. Las manos gruesas parecen torpes, manos de adolescente que se chocan con todo porque no conocen los límites. Creo que Lío no tiene novia; como las estrellas de la canción, Lío es el novio de América, el novio de Europa, el novio argentino, el yerno que todas las madres desean, el conejito de Duracell que la mueve más por fuerza que por maña. Cierro los ojos y los imagino a todos, uno al ladito del otro, Lioneles clonados haciendo lo suyo. Además, ese nombre tan lindo que tiene, bien de nene y en diminutivo. Nada que ver con Kaká ni con ese Drogbá, que hace pensar en cosas peligrosas. Cristiano Ronaldo usa champú para la caspa y Van der Vaart, el preferido de las alemanas, da un poco de miedo con ese peinado medio nazi. Messi es dueño de la torpeza de los tiernos, de la potencia de los tontos, del sexo de los burros. Lío tiene algo de bebé grandote que se paspa la entrepierna con el roce del shorcito. Todo mojado, después de los partidos, debe oler a los chicos de séptimo cuando terminan de jugar al quemado. Para mí todavía es virgen; lo veo inocente como un púber de catorce que todas las noches sueña con ese fantasma llamado sexo y que cada mañana se despierta agitado.

No puedo evitar pensar cómo será en el vestuario, tan distinto a sus compañeros, tan diferente a Tévez y al novio de Giannina. Ellos tan morochos y morrudos y él tan pálido, rubiecito, lampiño. Lío es más lisito que una hoja de aloe vera, no sé quién habrá sido el genio que le ofreció publicitar una afeitadora. Ahí aparece lavándose las manos, mirándose al espejo, poniendo caras. Lo obligan a hacerse el lindo y se le nota la timidez, esa hilacha que lo vuelve tierno como un corderito. Ahora me acuerdo de Lío con cuatro años menos, un nene de dieciocho ofendido, haciendo pucheros en el banco de suplentes porque Pekerman no lo mandaba a la cancha y Argentina se quedaba afuera del Mundial. Me pregunto cómo habrá canalizado esa bronca, esa energía desaprovechada, esa chispa que lleva en su interior. Según la leyenda que cuenta Zidane en una publicidad, Lío, de chico, fue tocado por una chispa durante un pico de tensión eléctrica en su barrio y sufrió una mutación.

Messi enciende sobre el pasto la chispa que todavía no aprendió a usar en otro lado. Cuando sale a la cancha es como esos potros de rodeo que sueltan al llano, pero Lío, en vez de correr fuera de control, apunta, patea y la mete en el ángulo.

miércoles, 16 de junio de 2010

Invitación-Confesionario Fútbol-Martes 22 a las 20:00.CCRRojas

Confiesan: Margarita García Robayo (en la foto de Daniel Mordzinski)
                  Sonia Budassi. (en busca de Tevez)
                  Kiwi Sainz (la primera femme DT)

¿Una mujer DT? Si! KIWI!!!

Kiwi se recibe de Directora Técnica

Kiwi, ayer a la noche ultimando detalles con David (el geño de tec del Rojas--¡ayer trajo botella de vino y papas fritas para matizar la velada!--) para el Confesionario del martes que viene.

Confesionario, fue casi una experiencia religiosa!




 Paloma Fabrykant escucha el Confesionario que lee Ana María Shúa (su mamá). Ella logra contener sus lágrimas, otros en el público no pueden.
dibujito de EdC. 

martes, 15 de junio de 2010

Lula!


Presidente Lula apostó a que Corea del Norte le hace un gol a Brasil

El mandatario brasileño cree que su selección le anotará tres goles a los asiáticos en su debut en el Mundial, pero también que se dejará anotar uno

kaká es el primero en saludar a elano el día de su cumple 29 (ayer)

Hoy

Confesionario-
Confesiones de escritores
verdadero_primera persona_confesional.
Paloma Fabrykant (en la foto de Sylvio Fabrykant)
Ana María Shua
María Rosa Lojo
Confesora: Cecilia Szperling
CCRRojas. Corrientes 2038.
20hs
gratis

Go blogger!



Después de la presentación formal en Crack Up de Historia de una Biblioteca,  de Platón a Nietzche, Tomás Abraham se levantó y rockeó su historia con los libros. Nos enteramos de que tiene un blog, de donde surge gran parte del material del libro en Pan Rayado. También de que su legendario Seminario de los jueves, donde se filosofa desde hace años, ahora se hace en un teatro el Espacio Callejón. Así que hay lugar  seminariojueves@hotmail.com.
Por otro lado quienes quieran leer el pensamiento de Beatriz Sarlo lo encuentran en Libreta/Sarlo.

lunes, 14 de junio de 2010

Confesionario es Hoy-Martes 15-20hs

Paraguay

Entre tanto celesteblanco el tipito de la calle Corrientes se la juega y vende camisetas rojasblancas!

Confesionario Hyper-intenso

El Confesionario del martes pasado Bi-centenario, Bi-sexual...pecaminoso si los hubo...espantó a un señor que dejó el lugar cuando Gabriela Cabezón Cámara terminó de leer su Experiencia Religiosa -- con chica evangelista en una fiesta-- (y nos hizo escuchar a todos el tema homónimo josha-tesoro de Enrique Iglesias). A favor del señor que se fue, salió despacito y en puntitas de pie, como no queriendo arruinar la fiesta de los demás.

domingo, 13 de junio de 2010

Es este martes 15! Confesionario pa'frenchi.

Confiesan: Paloma Fabrykant en la foto by Sylvio Fabrykant.
Ana María Shua- 
María Rosa Lojo.
Confesora: Cecilia Szperling-
Martes 15-20hs-Centro Cultural Ricardo Rojas-Gratis

Heinze. el rubio x la rubia




Madurez, frescura y experiencia
Por Sonia Budassi

Gabriel Heinze no es de los niños casi adolescentes de la Selección, esos púberes tardíos llenos de hormonas estandarizadas por la edad. Preciosa mezcla de madurez, frescura y una experiencia que no lo pone del lado del que "está de vuelta", sino de una entusiasmada seguridad, cumplió, ariano, perfectos 32 años en abril.

Su primer nombre, Gabriel, es nombre de Arcángel, y de uno protagónico, importantísimo en términos cristianos. Pero el segundo es Iván, de raíces rusas e inevitable asociación directa al sádico zar, apodado "El terrible". Esa combinación es su oxímoron: en su nombre ya se leen las grietas de una provocativa perversión.

Lo busco en Facebook y descubro el grupo "para que Gabriel Heinze no esté en la Selección". Pero se sabe que el desaire es hijo de la envidia. Una boca generosamente delimitada, contundente, compite con el resto de sus rasgos en el que cada elemento tiene un peso fuerte: los pómulos pronunciados, las cejas tupidas, los ojos –repito los ojos– cristalinos, hipnóticos, luminosos, atrapantes. No es una armonía dócil.

Una amiga dice que los rubios no le gustan porque son insulsos. Que no le transmiten nada. Estoy segura de que nunca vio a Gabriel y sí a esos metrosexuales andróginos sin sangre tipo Beckham. La belleza de Heinze es demasiado viril. Quizá por eso molesta a los hombres. Hay otro dato relevante en la biografía del rubio: es entrerriano. De un pueblo llamado Crespo. Es imposible, entonces, resistirse a la fantasía del gringo rústico de campo. Sus mechones dorados, a veces en cortes urbanos, de conductor de transporte público, incitan otra vez un cruce que estalla en el desborde, cuando lo ves gritando, porque grita, patea, pelea feroz, en todos los partidos. Es un arcángel guerrero en la cancha y, siempre, un mix perfecto del estereotipo proletario, menos urbano que rural. El colectivero esmerado y el paisano hijo de inmigrante. La última vez que lo vi usaba jeans anchos, como pinzados: bombachas de campo urbanizadas. Gabriel Iván es el tractorista que habría aprobado el casting de aquel videoclip, Crazy, de Aerosmith. El que, transpirado, se acerca con esa mirada brava y dulce a la vez, y te lleva hasta el galpón para mostrarte la lana grasosa de las ovejas que acaba de esquilar. El que, galán macho, rústico adiestrado, te ofrece un mate gentil, y te ayuda, dándote la mano de un brazo fuerte, hipermusculoso, a subir a la cosechadora. El que, después, muestra ese otro costado, salvaje, sin tantos modales, que emerge cuando quiere pegar y grita como un puma, caliente, en un partido, aunque, ahora, en la película, sus gestos son sólo para vos y manifiestan la precisa actuación de una perversa caballerosidad.


Giannina Maradona


Levantarte al cielo*
Por G. Cabezón Cámara

Giannina, luz de mi vida, fuego de mis entrañas. Mi vocación, mi alma, soy yo, nos conocemos, mil veces me viste, soy yo el tipo de ojos claros y medio saltones, se me pusieron así como de zoom de tanto que me los quemé tratando de verte atrás de tu viejo o de ese marido que tenés, Gianni, me viste mil veces, siempre con el micrófono en una mano y con la cámara en la otra corriendo atrás primero de tu padre y después de tu marido Giannina, igual que vos, hecho una sombra de un tipo que le pega a una pelota y al que espero años al lado de un vestuario para que diga cosas como "vamos a poner todo en la cancha", "podemos ser campeones" o "el resultado no acompañó". Por vos y para vos me hice periodista, y a mí, mi luz, no me importan las noticias y no siento curiosidad por casi nada. Por vos, estudié latín y alemán y chino, Gianni, yo que aprendí a leer recién a los 8 de lo negado que era para las letras, mi amor, para decir tu nombre con mil acentos, para paladear tu nombre, para ensalivarlo en lenguas vivas y muertas, mi vida, para que me escuches corazón con la orejita bien pegada a mis lenguas que te van a hablar. Por vos, para vos, Gianni, estudié danza y puedo ponerte una mano en el culo y otra entre esos omóplatos divinos que tenés y levantarte al cielo para que todos vean la reina que sos mientras doy saltitos en puntas de pie, mi luz buena, y a vos se te vuela el vestido y yo te tengo bien agarradita con esta mano larga entrenada de levantar bailarinas de todos los colores.

La reina Maradona, ay, más que santa Maradona sos, la diosa Maradona Gianni, fuego de mis entrañas, mirá que les iba a dar esas cosas tuyas que sólo yo vi, mi amor, y después volvieron a mandarme para sacarle fotos al Kun y yo nada, otra vez con un póster tuyo, bella, fuerte, de mirada abierta, mujer curtida, dura, hija de estrella, esposa de estrella. Giannina: soy yo, el tipo de los ojos de zoom, el que se mantuvo virgen hasta los 25 guardando, ay, belleza, lo mejor de sí, luz de mi vida, para vos. Estuve solo, mi sol, en mi cuarto, volviéndome el mejor amante. Querida, tomá esta foto, mirate, fuego de mis entrañas, mirá tu belleza y venite conmigo que soy el que te la vio.
Microficcion