jueves, 29 de diciembre de 2011

fui pickpocketeada por primera vez

un tipo flaco alto vestido de negro me afanó el celu en mis propias narices con elegancia de punguista entrenado- Lo vi en cámara lenta subirse a una moto y perderse en la noche porteña, sin poder reaccionar- la coreografía fue sorpresiva y muy desconcertante su absoluto silencio y delicadeza--   nos miramos a los ojos, yo no entendiendo y él partiendo-- que raro instante--
Mensajes vía FB, mail o TW hasta que recupere mi número--

5 comentarios:

Tommy Barban dijo...

Mientras yo aplaudía la performance desde la primera fila y ADT intentaba resucitar el teatro participativo. Un bajón, pero classy.

chica en minifalda dijo...

fue todo tan elegante--muy nouvelle vague!! el estilo es lo último que se pierde!!!

Anónimo dijo...

suenan los wachituros en el eyephon

simpática y puntual dijo...

yo fui pungueda por primera vez hace poco. estaba en un bar, comía un sandwich, entró una señora con un bebé encima, pidió monedas, o dinero, le ofrecí la mitad de mi sandwich y, mientras dividía el sandwich, sigilosamente agarró mi ipod que estaba sobre la mesa y se lo pungueó. me agradeció el sandwich y se fue. yo me dí cuenta unos minutos después.

chica en minifalda dijo...

jajaja!!! el punga no pierde la elegancia y discreción!! el mío, estaba bueno!