el 4 de octubre en Madrid

el 4 de octubre en Madrid
La máquina de proyectar sueños

lunes, 19 de abril de 2010

Félix, el perro

Cuando hace 4 años la veterinaria me dijo que se iba a morir y que porqué no le daba mejor una jeringa con los dulces sueños, yo, como en una película hollywoodense, le agarré la trompa, lo miré a los ojos y le dije en voz alta: ¡Vos no te vas! ¡No puedo largarte! ¿Entendiste? ¡No te vas! El tipo me hizo caso con creces y aquí lo tengo a mi viejito buen mozo.  Lo que me gusta de su vejez, es que le compré este almohadón negro para mascotas y él lo usa como un verdadero humano. Duerme en posición fetal.

7 comentarios:

Hernán dijo...

Lindo el viejito.

la cámara lúcida dijo...

es un divino!!!

que buena decisión tomaste.

girlontape dijo...

como odio a los docs a veces. el mio me dijo el otro dia que mi gatito podria no sobrevivir los golpes sufridos durante su larga ausencia. pasaron 24h y está mil veces mejor... larga vida a Felix! mis perruchis tmb duermen con cabeza en la almohada - muchas veces la mia...

Una dijo...

Se nota que fue un galán!
Hermosa historia, qué suerte tiene el bonito de tenerte.

Madame Lulu dijo...

lo felixito por quedarse, ese es un verdadero perro!

chicaenminifalda dijo...

hernán: aún se paran a acariciarlo en la vereda.
LCL: ja, ja! un momento bigger than life!
GOT: a los docs hay que saber interpretarlos o llevar intérprete.
una: fue mágico!
lulú: Felix feliz reencarna en buda. para mí fue un lama que pagó un mal karma siendo perro. ahora vuelve a las alturas del Himalaya.

Hernán dijo...

Ojo, ahi falta el target de quienes se paran a acariciarlo. Habría que segmentar por edad y sexo para sacar conclusiones.

Tiene un gamulán de nono.