lunes, 19 de abril de 2010

Laiseca-Poe

3 comentarios:

Madame Lulu dijo...

que grande!

Hernán dijo...

Pudo haber ocurrido que un hermano hubiera enterrado a su hermana viva sin saberlo y por un hecho fortuito, quizás el llanto de ella cuando aun no habían cubierto por completo el cajón, sólo algunas paladas de tierra, descubriera el error.
Y que la hayan desenterrado pero sin suerte, por la asfixia o la enfermedad que la haya atacado.
Y que ese hombre se haya dejado estar, que haya dejado su casa caer al punto de llorarla tanto como para llenar un estanque.

Usher me parece posible.

chicaenminifalda dijo...

Lulu: geño Laiseca!
hernán: ojalá que no!