martes, 31 de marzo de 2009

Luis Ospina Y Alberto Fuguet


ayer en Bafici Fuguet contó sobre el libro que acaba de salir aquí. es un libro "documental" . con las cartas que Andrés Caicedo envió a críticos de cines y las críticas de cine que él escribía, armó una biografía. como decía Borges algo así como que "una crítica es la autobiografía del crítico". Fuguet habló de Caicedo como el primer crítico de cine "subjetivo" que calificaba la película de acuerdo a sus intereses `personales. si los temas eran de su interés entonces esa película era laureada aunque no fuese muy buena. Esa noción me gustó mucho. Las películas son un poco como la música, influye con quien la veas, donde, el ánimo de ese momento. y si habla de los asuntos que a uno le dan vuelta y lo afectan. o es perfecta, pero es para otro.
Ospina contó que Caicedo decía que quería que sus libros se leyesen en los recreos de los colegios y contó del mítico cineclub que fundaron en Cali, el grupo se autodenominó Caliwood. El auditorio estaba compuesto por 85% de jóvenes colombianos que hablan más bonito que nosotros. de modo que promediando el momento de las preguntas Luis Ospina preguntó "¿Hay algún argentino en la sala?". después quedaban 5 horas de salsa. Edgardo Cozarinsky fue el primero en ponerse a bailar. Yo me fui a ver Todos Mienten,de matías Piñeiro me gustó desde el título y la postal (cuatro cartas de póker) hasta la canción final. La pasé muy bien viendo esa película muy al estilo Las reglas de juego . y después vi El último verano de la boyita, también me encantó su gráfica desde los títulos con ilustraciones de libro de anatomía. En los títulos finales sobre el dibujo de una vaca se aclara que lo que se ve, en relación a los animales, no fue preparado ni incentivado, si no lo que la gente del campo hace. Y lo que la gente de campo hace con animales y humanos resulta hostil por demás . ¿Tendrá razón Cristina? (chiste)

No hay comentarios.: