jueves, 14 de abril de 2011

Bafici, la playa, las cabras, la remera de César Aira-

y si la vida está llena de presiones y preocupaciones vamos una mañana al cine, en la que zafamos de todo y sentimos el viento pegándonos en la cara y alborotando nuestro pelo como a Laura Paredes en Ostende de Laura Citarella

Laura Paredes, no conseguí una con ese cielo gris sobre el mar y el viento furiosa de la costa bonaerense-

y nos internamos en un pueblito de Calabria y retroceemos a una vida pre celular, pre computadora, estiramos las piernas por el costado de las butacas en el asiento del pasillo y nos tapamos con nuestra campera-

Le quattro volte de Michelangelo Frammartino

pero esto aquí no termina-el gran momento anti-estress de la jornada es estar esperando en la cola de Starbucks y que el mismísimo Cesar Aira se acerque a saludarnos con una remera felicísima gris con dibujitos fuccias!

3 comentarios:

Tommy Barban dijo...

Qué linda Laura! Mirá que hay actrices talentosas, pero Laura me pierde.

Anónimo dijo...

A usted Tomás me parece que lo pierden todas.

Tommy Barban dijo...

Puede ser (pero Laura está en el podio).