domingo, 9 de mayo de 2010

canciones tristes

Tengo un festejo. El niño se puso una camisa blanca y pantalón chupín Mick Jagger. Subimos con nuestro mejor ánimo de fiesta al taxi. Adentro del vehículo el aire es pesado. Mientras avanzamos algo raro nos ocurre, cambia nuestro ánimo como si nos estuvieran lanzando una clase gas adormecedor. Entramos riendo y hablando rápido y locuaz.
En medio del desmayo y la confusión de pensamiento, detecto el efecto de una música del demonio  a la que el taxista nos está sometiendo: una selección de canciones tristísimas. ¿Fue subiendo el volumen de a poco, hasta lograr callarnos? o simplemente no se puede hablar, no hay nada que se pueda decir arriba de ese cantante desconsolado que te enrrostra la traición y todo lo decepcionante de la vida, ítem x ítem. Nos entumece la boca. Nos paraliza la lengua. Esos acordes fueron estudiados por el tercer reich o alguien macabro con el propósito de debilitarnos y descerebrarnos en una cárcel de reproches y pérdidas.
Reacciono y le pregunto al niño al oído...¿No te están partiendo en dos estas canciones?
Me dice Sí con la cabeza. Seguimos las pocas cuadras un poco aliviados por la complicidad y más despejados por el reconocimiento de tortura y torturador.
Abajo no hay canciones.  Noche azul vibrante, una vereda anchísima y el aire circula y nos refresca. Los dos tratamos de reponernos para que no entren los lastres de las canciones tristes a la cena de familia y no ensombrecer el festejo. En la casa, todo bien, a resguardo de esos señores en sus autos con esa música hecha para humillarte.

6 comentarios:

hermano dijo...

Siempre me pregunto qué siente esa gente que escucha esa música.

A veces creo que es un mix de resignación y esperanza pasiva.

_Hernán dijo...

El taxista Nazi: No happyness for you.

Seguro que a él la música alegre lo destrozaría.

Ernesto Ugarte dijo...

Música triste o alegre es música al fin...
Está bueno el texto, de todos modos.
¿Para cuando más escenas de movies?
Saludos.

chicaenminifalda dijo...

Hermano: no es pura maldad de taxista psicópata. y ni te cuento Arjona y el mal moemnto que te hacen pasar!!
Hernan: si es como el Nazzi soup de Seinfeld. un ser déspota.
Ernesto: subí dos videitos anti-canciones tristes.

meki dijo...

A esto se refería Roberta Flack cuando cantaba "killing me softly with his song"?

chicaenminifalda dijo...

jajaja!!! absolutamente!!!