lunes, 26 de marzo de 2007

primer confesionario


sergio pángaro y yo.

cuenta la historia de una envidia profesional. el único que habló de algo tan común, entre los 60 invitados hasta el momento




2 comentarios:

la99 dijo...

que hermoso es sergio no te dio ganas de robarle un beso? daaale confesa!

Tommy Barban dijo...

La que está, no diría "hermosa", porque es un adjetivo que sólo merecen aquellos que no conocemos, pero sí como para robarle unos cuantos es la anfitriona.